Estiramiento Post-Partido Para Evitar Lesiones

El fútbol, un deporte que implica una demanda física extrema, pone a prueba tanto los músculos como las articulaciones de los jugadores. Los movimientos intensos, rápidos y repetitivos característicos del juego pueden dar lugar a fatiga, dolor, inflamación y, en última instancia, lesiones. 

En este entorno donde el cuerpo se somete a un esfuerzo físico intenso y continuo, la prevención de lesiones se convierte en una prioridad constante tanto para los jugadores como para los entrenadores.

Después de un partido intenso, los músculos están fatigados y propensos a lesiones si no se les da el cuidado adecuado. Es por eso que el estiramiento post partido es una práctica esencial para evitar lesiones, mantener la salud muscular y el rendimiento físico de los jugadores a lo largo de la temporada.

En este artículo, veremos la importancia de la elongación y el estiramiento después del partido en el fútbol, así como algunas técnicas y ejercicios recomendados para evitar lesiones y promover una rápida recuperación.

¿Qué incluye esta práctica y cómo aplicarla de manera efectiva en todos los entrenamientos y partidos para garantizar el bienestar de los jugadores?

¿De qué se Trata el Estiramiento?

Una de las prácticas más importantes en el cuidado post partido es el estiramiento, una rutina que los jugadores realizan después de cada encuentro para ayudar a sus músculos a recuperarse y prevenir lesiones.

El estiramiento post partido de fútbol es una parte fundamental del proceso de recuperación física para los jugadores después de un encuentro. 

Después de 90 minutos de juego intenso, los músculos de los jugadores están fatigados y tensos, y el estiramiento ayuda a aliviar esa tensión y a promover la recuperación muscular. 

Esta práctica no solo ayuda a prevenir lesiones, sino que también contribuye a mantener la flexibilidad y la movilidad de los jugadores a largo plazo.

Durante un partido de fútbol, los músculos de los jugadores están constantemente trabajando, ya sea corriendo, saltando, girando o chocando con otros jugadores. 

Esto puede causar que los músculos se contraigan y se tensen, lo que puede llevar a la rigidez y la fatiga muscular después del partido. 

Cuando los músculos están fatigados, son más propensos a sufrir desgarros y distensiones si se someten a un estrés adicional. 

El estiramiento post partido ayuda a aliviar esta tensión y a promover la relajación muscular, lo que facilita la recuperación y reduce el riesgo de lesiones.

¿Qué Incluye esta Práctica?

El estiramiento post partido incluye una serie de ejercicios diseñados para estirar los principales grupos musculares utilizados durante el juego. Se pueden realizar de forma individual o colectiva, con o sin material. 

Suelen ser estiramientos estáticos, donde se elonga un músculo y se mantiene la posición durante un período de tiempo, generalmente de 15 a 30 segundos. 

Esto ayuda a aumentar la flexibilidad y la amplitud de movimiento en las articulaciones, lo que puede mejorar el rendimiento y reducir el riesgo de lesiones.

Además, algunos jugadores también pueden realizar ejercicios de liberación miofascial, como el uso de rodillos de espuma o pelotas de lacrosse, para masajear y relajar los tejidos musculares. 

Esto puede ayudar a reducir la tensión muscular y a mejorar la circulación sanguínea, lo que puede acelerar el proceso de recuperación muscular y reducir la rigidez y el dolor después del partido.

Ejemplos de Ejercicios de Estiramiento:

•  Cuádriceps:

De pie, con las piernas juntas y la espalda recta, se sujeta el tobillo de una pierna con la mano del mismo lado, y se lleva el talón hacia el glúteo, hasta sentir el estiramiento en la parte frontal del muslo. Se mantiene la posición y se cambia de pierna.

•  Isquiotibiales:

De pie, con las piernas separadas y la espalda recta, se flexiona el tronco hacia delante, hasta apoyar las manos en el suelo, sin doblar las rodillas, hasta sentir el estiramiento en la parte posterior del muslo. Se mantiene la posición y se vuelve a la posición inicial.

•  Glúteos:

Sentado en el suelo, con las piernas estiradas y la espalda recta, se cruza una pierna sobre la otra, y se abraza la rodilla de la pierna cruzada con el brazo contrario, hasta sentir el estiramiento en el glúteo. Se mantiene la posición y se cambia de pierna.

•  Gemelos:

De pie, con las piernas separadas y la espalda recta, se apoya una mano en una pared o en un compañero, y se adelanta una pierna, flexionando la rodilla, mientras se mantiene la otra pierna estirada, con el talón apoyado en el suelo, hasta sentir el estiramiento en el gemelo. Se mantiene la posición y se cambia de pierna.

•  Abductores:

De pie, con las piernas separadas y la espalda recta, se desplaza el peso del cuerpo hacia un lado, flexionando la rodilla de ese lado, mientras se mantiene la otra pierna estirada, con el pie apuntando hacia delante, hasta sentir el estiramiento en el abductor. Se mantiene la posición y se cambia de lado.

•  Aductores:

Sentado en el suelo, con las piernas abiertas y la espalda recta, se flexiona el tronco hacia delante, hasta apoyar las manos en el suelo, sin doblar las rodillas, hasta sentir el estiramiento en los aductores. Se mantiene la posición y se vuelve a la posición inicial.

•  Abdominales:

Recostado boca abajo en el suelo, con las piernas estiradas y las manos apoyadas a la altura de los hombros, se eleva el tronco, extendiendo los brazos, hasta arquear la espalda, sin levantar las caderas ni las piernas del suelo, hasta sentir el estiramiento en los abdominales. Se mantiene la posición y se vuelve a la posición inicial.

•  Lumbares:

Recostado boca arriba en el suelo, con las piernas estiradas y los brazos extendidos a los lados, se lleva una rodilla al pecho, y se gira el tronco hacia el lado contrario, hasta apoyar la rodilla en el suelo, sin levantar el hombro ni el brazo del mismo lado, hasta sentir el estiramiento en los lumbares. Se mantiene la posición y se cambia de lado.

Otro Ejercicios de Relajación para Recuperarse Post-Partido:

  • Estiramientos estáticos: 

Dedicar tiempo a estirar todos los grupos musculares principales. Mantener cada estiramiento durante al menos 15-30 segundos. No rebotar, simplemente mantener una tensión suave. Estiramientos como el yoga o ejercicios de flexibilidad ayudan a reducir la tensión acumulada durante el juego.

  • Relajación muscular progresiva: 

Comenzar por los pies y trabajar hacia arriba, tensando y luego relajando cada grupo muscular. Sentir la tensión y luego soltar. Esto ayuda a liberar cualquier tensión residual.

  • Respiración profunda: 

Sentarse o acostarse en una posición cómoda y respirar profundamente. Inhalar lentamente por la nariz, mantener el aire por un momento y luego exhalar lentamente por la boca. Repetir este proceso varias veces.

  • Baño de contraste: 

Si el jugador tiene acceso a agua caliente y fría, alternar entre duchas de agua caliente y fría durante unos minutos. Esto puede ayudar a reducir la inflamación y relajar los músculos.

  • Masaje ligero: 

Si es posible, recibir o realizar un masaje suave en las áreas más tensionadas. se puede usar las manos o un rodillo de masaje.

  • Yoga o estiramientos suaves:

 Realizar una serie de movimientos de yoga o estiramientos suaves para ayudar a liberar la tensión muscular y mejorar la flexibilidad.

  • Hidratación y nutrición: 

Después del partido, recargar los nutrientes y líquidos perdidos durante el juego es crucial para una recuperación óptima. Rehidratarse y consumir alimentos ricos en nutrientes ayuda en la recuperación.

  • Escuchar música relajante: 

Sentarse o acostarse y escuchar música suave y relajante. Esto puede ayudar a calmar la mente y el cuerpo.

  • Visualización positiva: 

Cerrar los ojos y visualizar el partido en retrospectiva. Concentrarse en los momentos positivos y en cómo se sintió el jugador durante el juego.

Beneficios del Estiramiento Post-partido

Tiene varios beneficios para la salud y el rendimiento de los futbolistas

•  Favorecen la recuperación muscular, al facilitar la eliminación de los productos de desecho que se acumulan en los músculos durante el ejercicio, como el ácido láctico, y al mejorar la circulación sanguínea y el aporte de oxígeno y nutrientes a los tejidos.

•  Previenen y evitan las lesiones, al reducir la tensión, la rigidez y la inflamación muscular, y al mejorar la flexibilidad, la movilidad y el rango de movimiento de las articulaciones.

•  Optimizan la postura, al corregir los desequilibrios musculares, alinear la columna vertebral y relajar los músculos del cuello, la espalda y los hombros.

•  Mejoran el estado de ánimo, al liberar endorfinas, las hormonas de la felicidad, y al reducir el estrés, la ansiedad y la depresión.

•  Mejoran el sueño, al favorecer la relajación física y mental, y al regular el ritmo circadiano, el reloj biológico que regula los ciclos de sueño y vigilia.

Conclusión

El estiramiento post partido de fútbol es una práctica esencial para ayudar a los jugadores a recuperarse físicamente después de un encuentro intenso. 

Esta rutina de estiramiento ayuda a aliviar la tensión muscular, promover la relajación y prevenir lesiones, lo que permite a los jugadores mantener un rendimiento óptimo y estar listos para enfrentar los desafíos que les esperan en el próximo partido. 

Al incorporar el estiramiento post partido en su rutina de cuidado físico, los jugadores pueden asegurarse de mantenerse en las mejores condiciones posibles  y estar listos para enfrentar los desafíos que les esperan en la cancha.


Recomendamos leer también: Calentamiento y Relajación en el Fútbol

Download & Play

Contactanos