Entrenamiento de Resistencia: Convertite en Profesional

El fútbol es un deporte que exige resistencia, tanto física como mental para poder mantener un alto nivel de rendimiento. 

Para los jugadores amateurs que quieran mejorar su condición física porque sueñan con alcanzar el nivel profesional, la resistencia es una de las habilidades más cruciales a desarrollar. Por eso, deben entrenar la resistencia de forma específica y adaptada a las exigencias del juego.

La resistencia es la capacidad de soportar un esfuerzo prolongado o repetido sin fatigarse, y es fundamental para poder correr, saltar, cambiar de ritmo, recuperar la pelota y evitar lesiones. 

Sin importar tu posición en el campo, la capacidad de correr, mantener la energía y la concentración durante los 90 minutos es fundamental. 

A continuación, veremos un recorrido por los entrenamientos de resistencia que pueden ayudarte a mejorar y acercarte más a ese sueño de convertirte en un futbolista profesional.

Importancia de la Resistencia en el Fútbol

En el fútbol los jugadores deben correr, girar, saltar y mantenerse alerta durante todo el partido. 

La importancia de la resistencia en el fútbol es equiparable a la columna vertebral en el cuerpo humano: es el pilar fundamental que sostiene el rendimiento de un jugador a lo largo de los 90 minutos de juego, e incluso en tiempo extra si es necesario. 

A nivel profesional, los jugadores de élite corren varios kilómetros en un solo partido, a menudo superando los 10 kilómetros, lo que subraya la importancia de esta habilidad.

En el fútbol moderno, caracterizado por su ritmo acelerado y transiciones constantes entre defensa y ataque, la resistencia se ha convertido en un activo invaluable. 

Los jugadores de élite no solo necesitan poseer habilidades técnicas y tácticas excepcionales, sino también una resistencia física y mental de alto nivel.

Imaginemos a un mediocampista que no solo tiene que ser preciso en sus pases y cambiar rápidamente de dirección, sino que también debe recuperar la pelota en su propia área y luego ayudar en la ofensiva. Este tipo de juego dinámico exige una resistencia sobresaliente.

Pero la resistencia no es solo una cuestión de correr largas distancias. También se trata de mantener la concentración, tomar decisiones precisas y ejecutar movimientos técnicos con precisión cuando las piernas comienzan a cansarse. 

La fatiga puede llevar a errores cruciales, como pases errados, reacciones lentas ante situaciones de juego rápidas, movimientos incorrectos y decisiones erráticas en el campo. 

Por lo tanto, una resistencia adecuada no solo mejora el rendimiento, sino que también reduce el riesgo de lesiones asociadas con la fatiga, ya que los jugadores cansados tienden a comprometer su técnica y forma física.

Tipos de resistencia en el fútbol

La resistencia en el fútbol se puede clasificar en dos tipos principales: la resistencia aeróbica y la resistencia anaeróbica. Ambas son necesarias para el rendimiento del jugador, pero tienen características y funciones diferentes.

La resistencia aeróbica 

Es la capacidad de realizar un esfuerzo moderado e ininterrumpido durante un tiempo prolongado, utilizando el oxígeno como fuente principal de energía

La resistencia aeróbica permite al jugador mantener una velocidad constante y una buena recuperación entre las acciones de alta intensidad. 

Se puede medir mediante el consumo máximo de oxígeno (VO2 máx), que indica la cantidad de oxígeno que el organismo puede utilizar por minuto y por kilogramo de peso corporal. 

El VO2 máx de un jugador profesional suele estar entre 55 y 70 ml/kg/min, mientras que el de un jugador amateur suele estar entre 40 y 50 ml/kg/min.

La resistencia anaeróbica 

Es la capacidad de realizar un esfuerzo intenso y breve sin utilizar el oxígeno como fuente principal de energía

La resistencia anaeróbica permite al jugador realizar acciones explosivas, como sprints, saltos, cambios de dirección o disparos. 

Se puede dividir en dos subtipos: la anaeróbica aláctica y la anaeróbica láctica. La anaeróbica aláctica utiliza el fosfágeno como fuente de energía y se agota en unos 10 segundos. 

La anaeróbica láctica utiliza el glucógeno como fuente de energía y produce ácido láctico como residuo, lo que provoca fatiga muscular y disminución del rendimiento. Esta se agota en unos 90 segundos.

Planificación del Entrenamiento de Resistencia

La planificación del entrenamiento de resistencia es un proceso meticuloso que debe abordarse con cuidado y consideración. Se trata de desarrollar una capacidad de resistencia que sea específica para las demandas del juego.

En primer lugar, es esencial establecer objetivos claros y realistas. Esto implica evaluar el nivel actual de resistencia de un jugador y determinar dónde necesita mejorar. Por ejemplo, un delantero puede necesitar trabajar en su explosividad y capacidad para realizar sprints cortos y rápidos, mientras que un mediocampista puede centrarse en la resistencia de fondo y la capacidad de recuperación.

A partir de ahí, se debe diseñar un programa de entrenamiento que incluya una combinación equilibrada de trabajo aeróbico y anaeróbico. Esto implica una variedad de ejercicios y actividades.

Además, incorporar ejercicios específicos de fútbol para simular situaciones de juego real. Esto puede incluir cambios de dirección, aceleraciones rápidas y movimientos explosivos, todo mientras se mantiene un enfoque en mantener la técnica incluso cuando la fatiga comienza a instalarse.

La progresión es clave en el entrenamiento de resistencia. Comenzar con cargas y distancias manejables y luego ir aumentando gradualmente la intensidad y el volumen a medida que el jugador se adapta y mejora. Esto ayuda a prevenir lesiones y garantiza un desarrollo constante.

No se debe pasar por alto la importancia de la recuperación en el entrenamiento de resistencia. El descanso adecuado y la nutrición son fundamentales para permitir que los músculos se reparen y se fortalezcan, lo que, a su vez, contribuye a un mayor rendimiento en el campo.

Evaluación Inicial

Consiste en analizar detalladamente el nivel actual de resistencia de un futbolista, sus fortalezas y áreas de mejora. 

Esto proporciona una base sólida sobre la cual construir un plan de entrenamiento individualizado y orientado a objetivos realistas. La evaluación puede incluir pruebas de resistencia cardiovascular, fuerza y ​​flexibilidad, y debe ser realizada por un profesional del deporte si es posible. 

Esto proporciona una línea de base para realizar seguimientos y ajustes a lo largo del tiempo. Esto permite a los entrenadores monitorear el progreso y modificar el programa según sea necesario para garantizar que el jugador esté avanzando hacia sus objetivos.

Establecimiento de Objetivos

Una vez que tengas una comprensión clara de tu nivel actual, puedes establecer objetivos específicos. Tus objetivos deben ser medibles y realistas

Por ejemplo, podrías apuntar a correr una distancia determinada en un tiempo determinado, o a mantener tu energía y concentración a lo largo de todo el partido. 

Estos objetivos te darán una dirección clara y te motivarán a medida que avanzás.

Programa de Entrenamiento

Un programa de entrenamiento de resistencia efectivo para jugadores de fútbol amateur debe incluir una combinación de ejercicios cardiovasculares, entrenamiento de fuerza y ejercicios específicos de fútbol

Aquí hay algunas pautas clave a considerar:

Cardiovascular

  • Correr: El correr es un componente fundamental de la resistencia en el fútbol. Elige rutas que incluyan cambios de ritmo y terrenos variados. Esto preparará al cuerpo para las diferentes exigencias que se encontrarán en el campo de juego, desde sprints explosivos hasta períodos de resistencia constante.
  • Entrenamiento de intervalos: Esta técnica implica alternar entre períodos de alta intensidad y períodos de recuperación activa o descanso completo. Esta práctica imita de cerca las demandas físicas de un partido de fútbol, donde los jugadores experimentan cambios constantes en la intensidad del juego. Además, ayuda a mejorar la capacidad del cuerpo para recuperarse rápidamente entre esfuerzos intensos.

Fuerza

  • Entrenamiento de cuerpo completo: Se enfoca en el desarrollo de fuerza en las piernas, el torso y los brazos. Una base sólida en estas áreas es esencial para resistir los desafíos físicos del juego y mantener un rendimiento constante durante todo el partido.
  • Entrenamiento de alta repetición: Realiza ejercicios con un mayor número de repeticiones y menos peso para desarrollar resistencia muscular. Esto no solo contribuye al desarrollo de la fuerza, sino que también se dirige a la resistencia muscular, permitiendo a los jugadores mantener un nivel de energía óptimo a lo largo del partido.

Entrenamiento de Fútbol

  • Simulaciones de Partido: Practicar ejercicios específicos de fútbol que imiten las situaciones de juego, como carreras, cambios de dirección y disparos al arco. Al practicar estas acciones repetidamente, los jugadores mejoran su capacidad para responder de manera rápida y efectiva durante el partido real.
  • Entrenamiento táctico: La resistencia mental es igual de importante. Se centra en mantener la concentración y tomar decisiones correctas durante ejercicios de juego, incluso bajo presión. Es fundamental para enfrentar situaciones complejas durante un partido y mantener un alto nivel de rendimiento.

Ejemplos de Entrenamientos de Resistencia

Entrenamiento de Resistencia Cardiovascular

  • Fartlek Football: Este entrenamiento combina la resistencia y velocidad. Los jugadores alternan entre ritmos moderados y ráfagas de alta intensidad durante un tiempo predeterminado. Por ejemplo, durante 5 minutos, se corre a un ritmo constante seguido de 30 segundos a máxima velocidad, luego se regresa al ritmo constante.
  • Intervalos de Escalera: Este ejercicio se lleva a cabo en una escalera de velocidad. Los jugadores suben y bajan a alta intensidad durante intervalos específicos. Esto no solo mejora la resistencia cardiovascular, sino también la agilidad y la coordinación.
  • Carrera de Distancias Variables: En una cancha de fútbol, los jugadores corren a diferentes distancias (por ejemplo, de área a área o de línea de gol a línea de gol) a diferentes ritmos. Esto simula los cambios de ritmo en un partido y fortalece la resistencia.
  • Circuito de Conos y Carrera: Se colocan conos en la cancha y se establece un recorrido. Los jugadores deben driblar entre los conos a alta velocidad, luego realizar una carrera continua alrededor del campo antes de repetir el circuito. Esto combina la resistencia cardiovascular con habilidades técnicas.
  • Carrera con Resistencia: Los jugadores utilizan arneses de resistencia que proporcionan resistencia adicional mientras corren. Esto ayuda a desarrollar fuerza y resistencia en las piernas, lo cual es esencial para mantener la energía en el campo.
  • Partido en Espacios Reducidos: Jugar partidos en espacios pequeños obliga a los jugadores a moverse constantemente a alta intensidad. Esto mejora tanto la resistencia cardiovascular como la agilidad.
  • Sprints Intercalados: En un campo largo, los jugadores realizan sprints intensos seguidos de un trote ligero o marcha durante el período de recuperación. Esta combinación de alta intensidad y recuperación activa mejora la resistencia.
  • Carrera con Cambios de Dirección: Los jugadores corren en diferentes direcciones, imitando los movimientos en un partido real. Esto no solo desafía la resistencia cardiovascular, sino también la agilidad y la capacidad de respuesta.

Entrenamiento de Fuerza

El entrenamiento de fuerza te proporciona una base sólida. 

  • Sentadillas con Peso Corporal: Las sentadillas son un ejercicio fundamental para desarrollar la fuerza en las piernas. Puedes comenzar con tu propio peso corporal y luego agregar resistencia gradualmente con mancuernas o una barra.
  • Flexiones de Brazos: Aunque son conocidas por fortalecer el pecho, también trabajan los hombros, brazos y espalda. Podés variar la posición de las manos para enfocarte en diferentes áreas.
  • Zancadas con Pesas: Este ejercicio se enfoca en las piernas y glúteos. Sosteniendo pesas en ambas manos, da un paso adelante y baja la rodilla trasera hacia el suelo.
  • Peso Muerto con Barra: Este ejercicio es excelente para fortalecer la cadena posterior, incluyendo los músculos de la espalda baja, glúteos y isquiotibiales.
  • Plancha Abdominal: La resistencia en los músculos del core es crucial para mantener la estabilidad y prevenir lesiones. La plancha es un ejercicio efectivo para este propósito.
  • Elevaciones de Talones: Fortalecer los músculos de la pantorrilla es esencial para la estabilidad y potencia en el campo. Podés hacerlo con el peso de tu cuerpo o agregar resistencia con pesas.
  • Remo con Barra: Este ejercicio trabaja la espalda, hombros y brazos. Utiliza una barra y extiende los brazos para levantar el peso, manteniendo la espalda recta.
  • Prensa de Hombros con Mancuernas: Este ejercicio se enfoca en los deltoides y tríceps. Sostener una mancuerna en cada mano a la altura de los hombros y extender los brazos hacia arriba.
  • Abdominales con Pelota Medicinal: Trabajar los abdominales superiores e inferiores sosteniendo una pelota medicinal y realizando contracciones controladas.
  • Flexiones Laterales con Mancuernas: Este ejercicio se enfoca en los músculos oblicuos. Sujetar una mancuerna en una mano y doblarla hacia el lado opuesto.

Entrenamiento de Fútbol

Los ejercicios de entrenamiento de fútbol deben simular situaciones de juego. 

Cuando se trata de entrenamiento de resistencia específico para fútbol, es crucial diseñar ejercicios que imiten las demandas del juego. Te proporcionmos una serie de ejemplos para ayudarte a fortalecer tu resistencia de manera efectiva:

  • Carrera de Intervalos con Cambios de Dirección:
    • En un campo de fútbol, alternar entre sprints a máxima velocidad y cambios de dirección bruscos. Esto simula las exigencias del juego donde a menudo hay que acelerar y cambiar de dirección rápidamente.
  • Juegos de Pasadores con Alta Intensidad:
    • Organizar ejercicios donde los jugadores tienen que pasar rápidamente la pelota entre ellos, con énfasis en la precisión y velocidad. Esto no solo trabaja la resistencia, sino también la técnica bajo presión.
  • Circuito de Carreras con Obstáculos:
    • Crear un circuito que incluya conos, vallas bajitas y otros obstáculos. Los jugadores deben recorrerlo lo más rápido posible, lo que mejora la agilidad y resistencia al mismo tiempo.
  • Juegos de Posesión con Espacios Reducidos:
    • Organizar partidos en espacios pequeños donde los jugadores tienen que mantener la posesión de la pelota. La alta intensidad y la presión constante ayudan a desarrollar la resistencia física y mental.
  • Entrenamiento de Carreras Largas:
    • Dedicar sesiones específicas para correr distancias más largas a un ritmo constante. Esto mejora la resistencia cardiovascular y la capacidad de mantener un nivel de energía durante periodos extendidos.
  • Simulaciones de Partido en Condiciones Realistas:
    • Organizar sesiones de entrenamiento que imiten situaciones reales de juego. Trabajar en la transición entre defensa y ataque, las jugadas a pelota parada y las contras rápidas.
  • Entrenamiento de Resistencia con Pelota:
    • Integrar ejercicios que requieran mantener el control de la pelota mientras los jugadores se mueven a lo largo del campo. Esto mejora la resistencia técnica y física al mismo tiempo.
  • Entrenamiento de Intervalos en Escalera de Agilidad:
    • Utilizar una escalera de agilidad para realizar sprints cortos y rápidos con cambios de dirección. Este tipo de entrenamiento mejora la agilidad y la velocidad de reacción.
  • Dribbling en Espacio Reducido:
    • Marcar un área pequeña y realizar ejercicios de dribbling, alternando la velocidad y dirección. Esto mejora la resistencia y el control de la pelota.

Recordar que la consistencia es clave. Realizar estos entrenamientos regularmente y mantener un registro de tu progreso para mantenerte motivado y enfocado en tus objetivos.

Conclusiones

Desarrollar una resistencia adecuada es esencial para cualquier jugador de fútbol que aspire a alcanzar el nivel profesional. 

Al seguir un programa de entrenamiento bien estructurado y mantener una actitud constante, estarás en el camino correcto para mejorar tu resistencia y, con el tiempo, alcanzar tus metas futbolísticas.

La resistencia en el fútbol es más que simplemente poder correr durante largos períodos. Es la capacidad de mantener un rendimiento de alta calidad a lo largo de un partido, tanto física como mentalmente.

Es un componente esencial para cualquier jugador serio que aspire a destacarse en el campo y, posiblemente, dar el salto al nivel profesional. 

Por lo tanto, los entrenamientos de resistencia no deben ser subestimados y deben formar una parte integral del régimen de entrenamiento de cualquier jugador serio de fútbol.

RECORDÁ siempre consultar con tu profesional del deporte por ejercicios específicos para tu caso particular.

En +10, recomendamos usar la APP +TRAINER para entrenamiento personalizado.


Podés leer también: Técnicas de Dribbling: Consejos y Técnicas para Perfeccionarlo

Download & Play

Contactanos